Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de 2014

Educación, pública, gratuita? y estatal...

En su edición de hoy, el diario La Nación publica una nota con el encabezado "Crisis"  y con el título La deuda estudiantil, la nueva pesadilla económica de Estados Unidos. A quienes adherimos a las ideas de la libertad y responsabilidad individuales, la nota es repelente desde el mismo título, más propio del New York Times que de un diario como La Nación que -al menos en apariencia- parecería tener una línea editorial más orientada al liberalismo republicano que al populismo demagógico.

La nota es inexacta, desde el título mismo. El "problema" de la deuda estudiantil, no es ineludiblemente un problema, y de nuevo no tiene nada. De acuerdo a un gráfico disponible en la website de la Federal Reserva Bank of St. Louis, realizado con datos del FMI, el ratio deuda privada - ingresos ha bajado casi 20% entre el 2009 y el 2013, y el Adam Smith Institute refleja la misma conclusión. 
En general, todos los reportes informan sobre la caída de la proporción deuda- ingresos, a …

Cartel de "Paro", y giro a la izquierda.

Según La Nación de hoy, Hugo Moyano, ex-amante del "modelo", hoy devenido en opositor con capacidad de fuego, dijo "Algunos quieren hacer creer que porque hubo piquetes la gente no fue a trabajar, pero ha sido un paro extraordinario. La gente voluntariamente dijo: «No voy a trabajar porque me sumo a los reclamos del movimiento obrero organizado»".
CONTENIDO FILOSÓFICO DEL PARO.

En primer lugar, decir que un paro ha sido "extraordinario" es  elogiar, valorar y preferir la improductividad, el ocio forzado, el vacío por sobre la producción, la creación de riqueza, el crecimiento, la actividad, la vida. Indiscutiblemente que el paro de ayer ha traído muy severas consecuencias en materia económica, tal como impecablemente lo indica Roberto Cachanosky, también en la edición de La Nación de hoy. Pero el aspecto cívico - filosófico - político del paro presenta iguales o más graves pérdidas aún que las económicas. 
El título de la obra de Ludwig Von Mises lo dice …