Ir al contenido principal

"Un soldado de la causa"


En perfecta coherencia con la dinámica que los rige, los Kirchner designaron a Ricardo Echegaray como titular de la AFIP. La idea es poner "un duro y soldado de la causa" al frente del organismo recaudador de impuestos, tal como lo relata El Cronista Comercial en su edición de hoy.

Según también cuenta El Cronista, el mismo Echegaray habría dicho en la intimidad que él se entiende a sí mismo como un "Capitán de mar y guerra", dispuesto a servir donde la superioridad le indique.

Dejando de lado el análisis de la pertinencia y oportunidad de la medida, resulta chocante y llamativo el uso y abuso de términos beligerantes usados por esta administración (de consorcio) que nos gobierna. "Soldado", "lucha", "capitanes", "guerra", "poder de fuego" (haciendo referencia al Banco Central y sus reservas) son términos normales para estos gobernantes. La pregunta obvia entonces es: ¿Contra quién están librando esta guerra? Contra quién apuntan sus cañones? Cuál es el objetivo a derribar? A quiénes están dispuestos a matar? Por qué o quién estarían dispuestos a morir?

No surge de manera espontánea un ejemplo más trágico y lamentable para la humanidad en su conjunto que la guerra. Por estos momentos, Israel está atacando la franja de Gaza, y las imagines de la destrucción y la muerte son abrumadoras. La tecnología sirve para dar testimonio de las atrocidades que la guerra, cualquier guerra, signfica para la humanidad en su conjunto.

Una imagen sirve más que mil palabras, y los cuerpos y almas destrozados, de muertos y sobrevivientes deberían servir de suficiente incentivo para evitar -a como dé lugar- más guerras, más muerte, más destrucción. La violencia, en cualquiera de sus formas, no permite que haya "ganadores", porque las secuelas y heridas que quedan en los pueblos no se diluyen ni cicatrizan en una o dos generaciones.

No es irracional entonces ver que la calaña de esta gente no podría ser peor. ¿O hay algo peor que equiparar la función de gobierno de un estado democrático y republicano como el Estado Argentino con la más atroz de las desgracias que la humanidad puede experimentar, como lo es la guerra?

Son peligrosos porque su prédica de conflicto, confrontación permanente y su actitud de soberbia y superioridad que el poder por el poder en sí les infunde pueden derivar en una lamentable espiral de violencia por el simple contagio de estas actitudes e idiosincrasia a los individuos y gobernados. No es necesario experimentar un terrorismo de estado como el vivido en la última Dictadura, ni tampoco la violencia armada del terrorismo Montonero para estar en un estado de violencia permanente.

La falta de pacificación, de un estado de concordia dentro de las discrepancias, no puede traer sino actitudes de violencia a nivel individual. Se ve, se vive, en el tránsito, en el trato que recibimos los administrados por parte de los empleados públicos, en la absoluta impunidad con que los delincuentes comunes roban, matan y secuestran; en la pobreza e indigencia en la que -de manera premeditada- pretenden mantener a cada vez mayores franjas de la población.

No hay grupo ni organización, gubernamental o no gubernamental -con excepciones como Irán en los dichos y hechos, y Venezuela, en los hechos, ufanándose de ser el principal comprador de armamento bélico a Rusia- que abracen la causa de la guerra. En una elección histórica, el pueblo de los Estados Unidos eligió a quien representa la antítesis del estado de beligerancia obscena que el gobierno de Bush impuso a esa Nación. Ninguna persona de bien tiene preferencias por la violencia, en cualquiera de sus formas. Y los estadistas son aquellos que sobresalieron por sus gestiones a favor de la paz.

Es de temer y de repudiar abierta y expresamente esta metodología y estilo kirchenirista de hacer una exaltación a la guerra, cuando están al frente de un gobierno que debe ser democrático, y encontrar sus contrapesos en el sistema republicano de división de poderes. No en la eliminación del "enemigo".

Comentarios

Entradas populares de este blog

La corrección política mata

En la Revista del diario La Nacion del día de hoy, Santiago Bilinkis, a quien la revista sindica como "emprendedor y tecnólogo" (??) escribe una nota en la que con una liviandad apabullante (y para mi  indignante) alegremente, y en unos pocos párrafos, nos regala la solución a -nada más y nada menos que- el problema económico.

Pero ¿cómo?... ¿cómo, concretamente, este emprendedor y tecnólogo nos soluciona la vida de un plumazo, un domingo de Marzo... ?

El primer "problema" que menciona es el que surge de la bula dictada por el Banco Mundial (organismo supraestatal superpoblado de burócratas de lujo) indicando que Argentina "lidera el mundo en proporción de empleos en riesgo de ser reemplazados por software y robots", a lo que el emprendedor y tecnólogo responde con sorna "Al fin somos líderes en algo!". 

La sorna se debe a que, con una visión miope y cortoplacista, el emprendedor y tecnólogo pierde de vista que la automatización de las tareas b…

La medición de la pobreza, nacional y popular...

Hoy salieron publicados en La Nación  los resultados de las mediciones que realiza el Barómetro de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina, el que informó que "el 28,7% de la población quedó en 2014 bajo la línea de pobreza; un año antes afectaba al 27,5%; la indigencia también es mayor y alcanza al 6,4%"

Es indiscutible que las cifras, las mediciones y los datos estadísticos son vitales para la diagramación y puesta en práctica de cualquier política pública. Si bien decir esto importa un criterio utilitarista, ya que no es lo mismo destinar recursos (siempre escasos) a necesidades sufridas por muy pocas personas, es -sin embargo- imposible de soslayar. 

Pero el tamaño sí importa. Y más aún cuando se habla de la cantidad de personas que viven situaciones de extrema necesidad, lo que significa problemas personales para cada una de ellas, pero también sociales que nos afectan a todos. 

Este puntual gobierno es el más corrupto, mentiroso e inmoral de la historia. La i…

La República, rescatada!

10 de Diciembre de 1983. Raúl Alfonsín asumía la presidencia de la Nación, poniendo fin no sólo a los 7 años del trágico gobierno militar, sino a la trágica hegemonía peronista, causa fuente de ese terrible gobierno militar.

32 años después, 10 de Diciembre de 2015, Mauricio Macri asume la presidencia, poniendo fin a la patología más brutal del peronismo, al tumor canceroso que significó el régimen kirchnerista para toda la República Argentina. Incluidos, por supuesto, el ejército de idiotas útiles que sirvieron de soporte al monumental relato, a la imbecilidad de una ideología siniestra como la propuesta por Néstor y Cristina Kirchner y solventada por toda la caterva de serviles que los rodearon, y quienes plasmaron el más grande genocidio institucional experimentado hasta la fecha. Más grande aún que el último y lamentable gobierno militar.

Y ha sido más grave porque este régimen de inmorales usó y abusó de los mecanismos democráticos, y de las mismas instituciones que serialmente v…