Ir al contenido principal

Angela y Milagro.





En la edición de hoy La Nación da cuenta de la reducción de impuestos que Angela Merkel va a decretar en Alemania: U$S 36.000 Millones entre el 2010 y el 2011. El objetivo es dejar de abstraer esa cantidad inmensa del dinero de los contribuyentes, e incentivar (mediante el recorte mismo) que se destine a inversiones productivas y consumo (que no son conceptos divorciados sino complementarios, ya que el consumo de unos puede ser la inversión de otros y viceversa, así que a cortarla con el verso de la izquierda que proteger al consumidor es desproteger al trabajador).

La medida seguramente será un éxito en Alemania, pero no sólo por la medida en sí, considerada aisladamente, sino por todo el contexto en el que se toma. Es decir, recortar impuestos en Alemania y pretender que esos fondos se inyecten en la economía no es una alucinación. Al fin y al cabo, los incentivos para hacerlo están presentes. Es una jurisdicción sólida, con altos niveles de seguridad jurídica y con un ambiente favorable a las inversiones y el comercio en general. La institucionalidad y su mantenimiento son temas superados, y los vaivenes de la política no importan cambios de 180º dependiendo de quien asuma el poder en un momento dado.

Pero, ¿qué sucedería en la Argentina si una medida así se propusiera? ¡Y ni piensen en pedirme la insanía por lo que me acabo de preguntar! (cualquier Juez la otorgaría). En primer lugar, un recorte de impuestos no garantizaría que los fondos se destinaran a inversiones de cualquier tipo, económicas o financieras, precisamente por lo opuesto a lo que sucede en Alemania: no hay seguridad jurídica. En consecuencia, no hay incentivos y sin incentivos la movilización espontánea de fuerzas es con seguridad imposible. La también imposibilidad de proyección, de análisis y de organización, o en otras palabras, la imposibilidad de tener mínimos de estabilidad garantizados hacen que cualquier plan de negocios resulte un cuento de ficción.


De más está decir que aún en presencia de esta circunstancia, cualquier decisión individual -aún aquella que decida la fuga de los capitales a jurisdicciones más saludables- es infinitamente mejor que la expoliación que representan los impuestos.

Por otro lado, la sola idea seguramente generaría la desesperación de políticos corruptos y clientelistas, que verían esfumarse "sus" recursos, y que quedarían desarmados ante la imposibilidad de hechar mano a la "Kaja" y, en consecuencia, inutilizados en sus funciones últimas: conseguir los votos imprescindibles para perpetuarse en el poder; aquellos de los indigentes y usuarios del sistema asistencialista. Todos encarnarían la célebre frase de Borges sobre su relación con la Ciudad de Buenos Aires, y con toda corrección podría decirse que cantarían al unísono "No nos une el amor, sino el espanto". Y pocas veces se encontraría una frase más acertada para reflejar una situación.

Como nota de tapa y en extenso La Nación de hoy relata con detalle la creación de un "estado paralelo" en la provincia de Jujuy (a los amigos extranjeros, una provincia muy pobre del Noroeste Argentino, lindante con Bolivia), cortesía de los fondos de la Kaja kirchnerista y por mérito de gestión de la dirigente "social" Milagro Sala.

Paradójicamente, dos mujeres que no se conocen entre sí, en las antípodas del pensamiento una de otra, ambas me motivaron a ratificar lo que tan enfáticamente creo: el estado ES PRESCINDIBLE. Y hasta Milagro misma lo reconoce: "Si el Estado fuera eficiente, nosotros no existiríamos" dijo en la nota de La Nación.

Mientras Angela representa la civilidad, el Estado de Derecho, la seguridad jurídica, la institucionalidad, Milagro nos presenta el rostro de la "latinoamericanidad", y encarna el clientelismo, el prebendarismo, la "cintura política" con suficiente y cabal entendimiento de que el estado de evolucion (¿involución, mejor?) en el que la sociedad Argentina se encuentra hacen imposible el éxito de cualquier movimiento sin apelar a la fuerza bruta y a la violencia. Eso Milagro lo entiende perfectamente porque sostiene su acuerdo con la barra brava del Club Gimnasia y Esgrima de Jujuy. Y -por lo que cuenta La Nación-haber sido ella misma artífice de la violencia por mano propia.

Pero con todo el rechazo que los métodos y políticas de Milagro nos provoca, es una realidad que con su emprendimiento (en el cabal sentido de la palabra) logró proveer bienes y servicios, encontró nichos de producción, satisfizo necesidades y llevó alivio a los sectores más sensibles, con mayores necesidades.

Ambas, Angela y Milagro demuestran que el estado es un intermediario carísimo, que presenta más costos que beneficios; que el orden espontáneo existe, es real y es efectivo. Al fin y al cabo, Milagro Sala ES el sector privado. Vio una necesidad y encontró el medio de suplirla. Efectivamente representa muy bien las particularidades de la idiosincrasia propia, la impronta del sector privado Argentino, que entiende como un "derecho divino" el derecho a la dádiva, al subsidio y a la prebenda. Pero más allá de lo reprochable de todo el esquema de Milagro Sala, es innegable que por la figura de la Asociación Civil y del cooperativismo la tipa encontró el camino.

La Nación, 25 de Octubre de 2009
"Masivo recorte fiscal en Alemania" http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=1190335
"El increíble estado paralelo que levanta Milagro Sala" http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=1190351


Comentarios

Entradas populares de este blog

Los Jueces de la República

An elective despotism was not the government we fought for; but one which should not only be founded on free principles, but in in which the powers of government should be so divided and balanced among several bodies of magistracy, as that no one could trascend their legal limits, without being effectually checked and restrained by the others James Madison. The Federalist Papers N°48



En el marco del IX Congreso de Economía Procesal que todos los años organiza la Fundación Libertad, los Jueces Luis María Cabral y Claudio Bonadío fueron especiales invitados.

Participar de esa reunión fue no sólo por demás interesante, sino muy inspirador, porque más allá de los vicios y las virtudes que estas dos personas pudieran tener, en los tenebrosos y oscuros tiempos de atropello y abuso de poder en el que nos encontramos, escucharlos resultó una bocanada de aire de responsabilidad, institucionalidad, valentía y admiración.

Tanto Cabral como Bonadío integran "el eje del mal" que, en su per…

Ay R2-B2! (Arturito)

Me llegó un e-mail de un muy querido amigo, con quien nos encontramos en las antípodas del pensamiento. A lo largo de todo este conflicto jamás lo incluí en la lista de destinatarios del reenvío de los cientos de e-mails apoyando al campo y a la institucionalidad. Pero él me agasajó con el suyo, asumiendo y dando por cierto que lo hizo con la mejor de las buenas fes.

Así que en mi noche de insomnio, decidí leer con detenimiento lo que me envió, y me encontré con un power point que prometía al principio, ya que en el cuerpo de su mensaje mi amigo sugería enfáticamente la lectura de unos argumentos "desapasionados". También la primera transparencia prometía lo mismo.

Continué. Se trataba de una presentación del Ateneo Arturo Jauretche, que iniciaba prometiendo:

"Aportes para la discusión" - Sí, por favor.
"Claves para su comprensión". También, gracias.
"Verdades y Mentiras".... mmm... según quién??
"Lo que los medios no dicen"... y ahí empez…

La Mazorca del Siglo XXI

Guillermo Moreno? No... Salomón,
jefe de la mazorca rosista


La detención del líder rural De Angelis, en el día de ayer y la represión de la Gendarmería a los ruralistas no pueden ser puestas en pie de igualdad en cuanto a su gravedad con la presencia prácticamente inmediata de los grupos para -gubernamentales que dieron el presente en la puerta de la residencia de Olivos.

Estamos presenciando la venida de la nueva Mazorca, el brazo armado que -irremediablemente- necesita Nestor Kirchner para instalarse en el poder como el nuevo también "Restaurador de las Leyes".

La expectativa es pesimista. Los datos muestran que la violencia va a imponerse, no por negligencia de los ruralistas o la oposición, que en conjunto están dando una inmensa lección de civismo, ciudadanía y racionalidad. Se va a imponer porque la voluntad del poderoso es esa. Carrió lo dice con todas las letras, pero deja inconcluso el mensaje, ya que no explica con palabras básicas y sencillas el por qué. Por qué Kirch…